Crónica del Enofestival 2014

Enofestival

El pasado 26 de abril tuvo lugar la III Edición del EnoFestival, festival de música y cultura del vino, con un no hay billetes muy bien merecido.  Poderse tomar una copa de vino viendo el atardecer madrileño desde el ventanal de la Sala de Columnas del Círculo de Bellas Artes, es suficiente para organizar un festival.

Pero como no solo de vistas vive el ser humano, la propuesta de Enofestival va mucho más allá: aunar en un único recinto dos aficiones que levantan verdaderas pasiones: vino y música.  Y de ambas hubo mucho, mucho, mucho.

JuliodelarosaAbría la programación musical Julio de la Rosa, un gran gentleman del pop español que, como los buenos vinos que se pudieron disfrutar, llenaba el escenario -en solitario- de matices pop exquisitos y una batería de cacharrería musical que en ningún momento parecía estar de más.

Julio se basta y se sobra para llenar un escenario grande con su presencia.  Sonaron temas de su último disco ‘Pequeños Trastornos Sin Importancia’ (‘Gigantes‘, ‘Un corazón lleno de escombros’ o ‘Colecciono Sabotates’), así como grandes hits de su anterior producción como ‘Hasta que te hartes’, ‘El Traje’ o ‘Las camareras’.

Siguió en el escenario el guitarrista y compositor Oscar Herrero, el cual realizó un homenaje al recientemente fallecido Paco de Lucia, interpretando algunos de sus temas, así como temas de su propia producción-

A Manu Ferrón le tocó lidiar con la temida hora de la comida, así como con las catas programadas. Aquellos que no se movieron de la sala de columnas pudieron disfrutar de las pequeñas joyas pop y folk que Manu publicó recientemente en el sello Acuarela.

The Winemakers pusieron la primera nota de rock del festival, versionando a grupos como The Romantics o The Cure.  Contaron con la presencia de Sergi Arola, que cantó dos temas con ellos en el escenario.  En un festival dedicado al vino no podía faltar la presencia del cocinero, sabido es su gran interés por el mundo del vino.

Fabián y la Banda del Norte trajeron al escenario del Círculo sus composiciones pop y,  aunque el sonido no les hizo justicia, pudieron regalar a los asistentes un concierto de más de una hora en que sonaron los temas de toda su producción.

El momento álgido del festival se produjo con la salida al escenario de El Último Vecino, la sorpresa musical patria de los últimos meses,  y  grupo que cada vez que vemos en directo nos engancha más con su sonido ochentero. El Último vecino, volvió a repetir lo acaecido en la pasada edición del Madrid Pop Fest, abarrotaba la sala para ver su arrollador directo.  El público entregado a su sonido, coreaba y bailaba cada una de las canciones de su primer disco homónimo.  Temas como ‘Otra vez asustado’ (imposible quitarse el estribillo de la cabeza), ‘Antes siempre esperabas’, y la críptica ‘Los ángeles’, hicieron que, una vez más, poder ver este grupo en concierto sea una experiencia fantástica.  Aunque el sonido no hizo justicia a la capacidad vocal de Gerald Alegre, su presencia en el escenario y sus buenos temas,  suplieron con creces esas deficiencias.  Gran grupo que nunca defrauda en directo y al que hay que seguir muy de cerca.ElUltimovecino-enofestival

Disco las Palmeras! parecía que querían comprobar la resistencia de las columnas que rodeaban el escenario. La acústica de la sala no fue la mejor aliada  para la  banda gallega y su pop furioso y ruidoso.  Trallazos de guitarra, “suciedad” y letras oscuras, nos llevaban hacia la recta final del festival.

Cerrando el festival llegaron Mujeres, dispuestos a no dejar impasibles a los asistentes que todavía se movían por allí. Tocaron principalmente temas de su disco de ‘Solf Gems’ (publicado por Sones en 2012 con una edición increíble que confirmaba por fuera lo bueno que ibas a encontrar dentro). Rock de los cincuenta pasado por el tamiz del punk, melodías certeras y actitud, supusieron un final de festival de esos que te dejan directamente con las ganas de que llegue la próxima edición.

Mujeres!Enofestival

Gran acierto por parte del festival ha sido incluir dj’s entre conciertos, que empezaban a funcionar según se abrían los grandes cortinajes del ventanal.  The Mokers Dj’s, Hans&Rojo Dj y Manpop Dj consiguieron algo muy complicado en ocasiones en los festivales: no darte cuenta del paso del tiempo entre concierto y concierto.

La parte vinícola del festival no desmereció en ningún momento a la parte musical del festival.  Interesantes propuestas, tanto en las catas como en las barras habilitadas por toda la planta. D. O. Ribeiro no solo llenó de buen vino las copas, sino que con sus hielos luminosos dio un toque de color a la sala.

Las opciones de para probar diferentes vinos fueron muy amplias y variadas, desde Bodegas Iniesta a Bodegas Rioja Vega (multitudinaria cata la suya), pasando por las siempre seguras apuestas de Vinos de Navarra o los Ribeiro antes mencionados, unidas a otras como el Frizzante 5.5 de Peñascal y los combinados con Brandy Magno, no dejaron indiferentes a ninguno de los asistentes a esta interesante cita festivalera.  Cita que esperamos se convierta en obligatoria, siga creciendo y apostando por acercar el vino al público de festival.


Por @el_abyecto

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR