Shunga, el arte de representar el sexo en Japón de la manera más chunga

Shunga, arte erótico en Japón

Japón es otro mundo en muchas cuestiones si lo comparamos con occidente, pero en cuestiones sexuales los nipones nos llevan muchísima ventaja. Te invitamos a descubrir en profundida el Shunga, el arte de representar el sexo en Japón de la manera más chunga. Perdónanos el juego de palabras tan obvio, pero de verdad que algunas de estas ilustraciones se te quedarán grabadas a fuego en la retina, porque esto va mucho más allá de esas máquinas expendedoras de braguitas usadas que tanto les gustan.

El término “Shunga” podría traducirse literalmente como “imágenes de primavera”, ya que usan generalmente la “primavera” como un eufemismo para referirse al acto sexual. El Shunga es el arte erótico japonés que nació oficialmente en el siglo XVII (aunque se encuentras muchos antecedentes en siglos anteriores) y en el que cual se representa todo tipo de relaciones sexuales entre los miembros de la sociedad japonesa de aquella época, incluyendo también animales e incluso algunos seres mitológicos. Hishikawa Moronobu fue uno de los primeros pintores de este estilo. Se estima que la cuarta parte de sus ilustraciones son de naturaleza erótica, representando sexo heterosexual y numerosas escenas de pederastia.

En el Shunga los personajes protagonistas de los encuentros sexuales suelen ir parcialmente vestidos, pero también suelen mostrar sus genitales de tamaños monumentales. Falos y vaginas descomunales se unen junto a tentáculos de pulpos, caracoles enormes, gatos, perros, serpientes y diablillos de lo más variopinto. También encontramos algunos detalles cómicos, voyeurs, dildos artesanales y todo tipo de imaginería sexual nipona de tiempos inmemoriables.

En la galería puedes ver algunos ejemplos de Shunga que van desde penes enormes abriéndose paso a imágenes con perversiones un tanto extremas que desearás no haber visto nunca jamás, entre violaciones y prácticas sadomasoquistas. Pero la curiosidad mató al gato cósmico. Siempre podrás pedirle a Doraemon que saque un artefacto de su bolsillo mágico y te borre de la memoria lo que acabas de ver.

Shunga, arte erótico japonés

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR