Primer restaurante nudista de España, con final feliz y bandejas humanas

El restaurante nudista Innato acaba de abrir sus puertas. Así es su menú afrodisíaco para comer sobre mujeres y hombres desnudos. Descubre todo sobre el primer restaurante nudista de España, con final feliz y bandejas humanas.

Tony de Leonardis es el dueño de Innato, restaurante nudista que está ubicado en Tenerife. Si quieres encontrarlo, tendrás que ir más concretamente a al sur de la isla, a la localidad de San Isidro, dentro del municipio de Granadilla de Abona. Pero probablemente deberías reservar por internet con antelación porque está siendo todo un éxito, como explica su dueño, hablando de que en él encontrarás una “atmósfera orgásmica”. Tony se inspiró en un restaurente nudista que abrió durante un corto espacio de tiempo el pasado verano en Londres, The Bunyadi, que llegó a tener más de 33.000 personas. Tony quiere con Innato volver “a los orígenes del ser humano, sin ninguna de las comodidades de la edad moderna”, ya que no solo no hay ropa en su restaurante, sino que tampoco hay luz eléctrica, todo se cocina con leña y toda la comida es biológica y procedente de Tenerife.

En este restaurante nudista tienes que quitarte toda la ropa y dejarla en un ropero en la entrada, y una vez estés completamente desnudo ya puedes pasar a sentarte en unos cojines de una solo uso y a cenar (solo abre por las noches). Tampoco puedes llevar contigo el móvil. Cada mesa está separada con unos biombos de bambú, para tener un poco de intimidad dentro de lo que cabe y que los curiosos no se distraigan mirando los atributos de los comensales de las mesas próximas.

El menú afrodisíaco del restaurante nudista Innato es el ideal para una pareja y cuesta un total de 150 euros, con bebida incluida, pudiendo elegir entre menú de marisco, de pescado o vegetariano. Lo más interesante es cómo se sirven los platos, sobre bandejas humanas como las que puedes ver en la foto que encabeza este artículo. Mujeres desnudas y hombres desnudos te esperan para que saborees los entrantes sobre sus cuerpos. Cuidado a la hora de acercar los palillos o el tenedor, que están vivos por muy estáticos que permanezcan. Para el postre en este restaurante nudista te espera un final feliz, el “happy ending dessert”, con fresas con chocolate o un surtido de dulces afrodisíacos servidos sobre cuerpos desnudos. Pierde la vergüenza y que aproveche.

Restaurante nudista Innato

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR