Nuevas fotos de Mothman, la leyenda urbana de un demonio real

Nuevas fotos de Mothman, la leyenda urbana de un demonio real.

Los vecinos de Phoenix, Arizona (Estados Unidos para los más paletillos) están espantados ante lo que parece ser una nueva aparición del mítico Mothman, en forma de demonio gigantesco entre la niebla.

El afortunado fotógrafo que pasaba por ahí es un señor llamado Richard Christianson, vecino local y que, eso sí, no tiene una especial trayectoria de timos o escándalos a sus espaldas. Y que no pudo dejar pasar la oportunidad de fotografiar a la bestia alada una vez la tuvo delante. Delante, pero bien lejos, ya que la foto tiene una lamentable calidad y más zoom que una película de Sergio Leone.

mothman leyenda urbana

Pero… ¿qué o quién es Mothman?

Pues hablamos en todo momento de una de las leyendas urbanas de mayor calado social estas últimas décadas en EEUU, tan es así que llegaría a protagonizar su propia película de alta presupuesto, con Richard Gere inmortalizando a un alma torturada que se la veía con este emisario de la muerte en ‘Mothman, la última profecía‘ y a tener su propia estatua en el lugar de su nacimiento como leyenda. Algo que aún no ha conseguido ni el mismo Chupacabras.

mothman leyenda urbana

La primera aparición de Mothman (hombre polilla en español) tuvo lugar a mitad de la década de los 60 en West Virginia, cuando tres personas diferentes documentaron la aparición de una criatura alada de notables dimensiones (más de 2 metros de altura) días antes de una desgracia que daría la vuelta al mundo, el colapso de un puente en el que morirían 46 personas. Desde entonces, hay quien asegura haberlo visto en el escenario de algún trágico acontecimiento, incluyendo, por supuesto, los atentados terroristas del 11S y que se le atribuya un carácter de figura premonitoria de terribles sucesos.

mothman leyenda urbana

Estas nuevas fotos de Mothman, la leyenda urbana más arraigada en Estados Unidos del último siglo, dejan al descubierto al demonio gafe, si es que se puede ver algo entre tanto pixelado. Pero eso, amigos míos, ya es otro tema para otra noche de misterios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR