Leyendas urbanas que son ciertas vol. 2: El misterioso pueblo japonés de Inunaki

Leyendas urbanas que dan un mal rollo que te cagas y que, encima, para joderte del todo la vida, son ciertas.

leyenda inunaki

Leyenda urbana nº 2: El pueblo perdido japonés sin leyes de Inunaki.

Si bien está leyenda urbana no es de las que, a priori, peor cuerpo te pueda dejar, ¿un pueblo perdido sin leyes? ¿Qué tiene eso de acojonante? A poco que sigas leyendo es probable que notes como el cuerpo se te hace gelatina por dentro.

La leyenda de la villa de Inunaki nos habla de un pueblo secreto, incomunicado, cubierto por la bruma y al que no es posible llegar siguiendo las indicaciones de mapa alguno. Hasta ahí, mira, hasta puede resultar bonit… NO.

Y es que el pueblo de Inunaki tiene un cartel justo en su entrada que dice literalmente: “la constitución de las leyes de Japón no se aplica aquí”. Oye, pues mira qué bien, una comuna al estilo de Marinaleda o Christiansen… TAMPOCO.

La leyenda deja muy claro también que la no aplicación de estas leyes no lleva como objetivo el tener unas más justas, equitativas y socialmente desarrolladas, sino dar rienda suelta a la faceta más salvaje de la naturaleza humana y el canibalismo, el incesto, las violaciones, las torturas y el asesinato son, básicamente, las fiestas del pueblo. Y están todos los días de fiesta.

Nagoro-dolls4

Una vez allí, es imposible comunicarse con el exterior (hola, Silent Hill), no funcionan los teléfonos ni ningún otro aparato electrónico y si ves una señora mayor o un tipo con un hacha venir hacia a ti, prepárate para lo que es bueno. O al menos, eso se sobreentiende, porque nadie ha vuelto vivo jamás de este sitio.

Venga, va, ¿qué tiene de real esta leyenda urbana?

El propio pueblo de Inunaki, cuyo nombre significa ‘el llanto de un perro’ (sí, tal cual) existe y está aquí:

lleyenda inunaki japon

De hecho, el abuso de mirones y morbosos es tan grande que han puesto una valla en la entrada para que dejen a los aldeanos un poco más tranquilos. No dice nada de leyes, sino más bien, que se vayan a dar la lata a otro sitio.

Parte de esta leyenda viene directamente de lo acontecido en 1938 en el conocido incidente de Tsuyama, durante el que un chico joven mató a más de 30 personas en un arranque de locura, sumiendo a todo el pueblo en un lógico caos bañado por la sangre de uno de las peores masacres de la historia.

Suceso al que habría que sumarle la historia de la propia aldea de Inunaki. Durante el periodo Edo, esta aldea minera se situaba en un inaccesible valle entre escarpadas montañas. Tan poca gente accedía al lugar que no se tenía muy claro bajo la jurisdicción de qué clan se hallaban, lo que conducía a que allí hiciesen un poco lo que les viniese en gana y sin rendir cuentas a nadie. Es decir, que viendo lo aislados que estaban, casos de incestos y de justicia popular, probablemente fuesen frecuentes, pero de ahí a una espiral de violencia desmedida y masacre…

¿Y de dónde viene exactamente esta fama despiadada y amenazante?

Habría que situarse en 1959, cuando una inundación terrible asoló la zona, llevándose por delante casas, calles e incluso el cementerio. Sobreviviendo casualmente un par de lápidas en las que se podía leer ‘tumba de los viajeros’ y a las que se atribuyó un origen maldito y los poderes demoníacos de anunciar la muerte (próxima, a largo plazo no tiene gracia) de quien por allí pasase y las tocase.

SONY DSC

Resumiendo: Un nombre desconcertante, una historia de aislamiento, una masacre cercana, un desastre natural y la gente que se aburre, más que suficiente para tener una leyenda urbana que dé la vuelta al mundo.

Nuestro LEYENDÓMETRO da una veracidad en este caso de 5 (sobre 10) a esta leyenda urbana.

¿Quieres conocer más leyendas urbanas que son ciertas? ¿Seguro? Pues no te olvides de volver mañana a por más. Felices sueños mientras tanto.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR