7 islas paradisíacas y peligrosas a las que no querrás ir ni muerto

¿Te apetece irte de vacaciones a una isla casi desconocida para desconectar del mundo? No vayas a ninguna de estas. Te contamos las espeluznantes historias de 7 islas paradisíacas y peligrosas a las que no querrás ir ni muerto. Arena blanca, aguas cristalinas, temperatura ideal y cero posibilidades de sobrevivir: islas paradisíacas y peligrosas en las que durarías muy poco tiempo.

Vistas desde el aire o desde Google Maps parecen lugares idílicos, pero si alguna vez naufragas cerca de alguna de estas islas paradisíacas y peligrosas será mejor que te quedes en el agua con hipotermia si pretendes sobrevivir. Te contamos por qué en cada caso.

 

Islas paradisíacas y peligrosas: Sentinel del Norte

Esta pequeña isla se encuentra en el archipiélago de las islas Andamán, en el océano Índico, y oficialmente pertenece a India, aunque ni ellos han podido explorarla y la vida moderna no ha llegado a este lugar. El gobierno indio ha establecido una zona de exclusión de 3 millas alrededor de la isla. ¿Quién vive en esta misteriosa isla de Sentinel del Norte? Los sentineleses, una tribu indígena extremadamente hostil que rechaza cualquier tipo de contacto con otras personas. Se estima que en la actualidad viven 100 personas aquí.

Marco Polo pasó cerca de esta isla y ya vio que sus habitantes eran salvajes que odiaban a cualquier extranjero. Y nada ha cambiado desde entonces, ya que en 2006 dos pescadores ilegales acabaron en la costa de Sentinel del Norte y los sentineleses los asesinaron rápidamente y los enterraron en la orilla. Cualquier helicóptero o avioneta que se acerca a la isla es recibido con flechas y pedradas.

 

Islas paradisíacas y peligrosas: Quemada Grande

Esta isla se encuentra en la costa de São Paulo, en Brasil, y es también conocida como “isla de las cobras”. Ya te podrás imaginar quiénes son sus habitantes. En esta isla hay casi 5 serpientes venenosas por metro cuadrado, de la especie Bothrops insularis. Esta serpiente se alimenta de aves, puede llegar a medir más de un metro y su veneno es mortal para los humanos y uno de los más letales del mundo. Brasil prohibió entrar a esta isla y tan solo algunos científicos pueden acercarse a ella para sus investigaciones.

 

Islas paradisíacas y peligrosas: isla de las Muñecas

Una atracción terrofícia que está en los canales de Xochimilco, al sur de la Ciudad de México, es esta isla plagada de muñecas rotas y espeluznantes. ¿Qué hacen ahí? Las colocó Julián Santana Barrera, antiguo dueño de la isla, para espantar al espíritu de una niña que se había ahogado en la isla. Julián murió ahogado en esta isla en 2001. Solo puedes llegar en trajinera a este lugar, pero muchos remeros temen acercarse a la isla. Supersticiones mexicanas que dan un miedo terrible.

 

Islas paradisíacas y peligrosas: Poveglia

También conocida como “isla de los muertos”, esta pequeña isla está al norte de Italia, en la laguna de Venecia, y fuera del alcance de cualquiera que quiera visitarla. En el pasado llegó a estar habitada y ser un pequeño estado que hasta tenía un convento, pero en el siglo XIV la peste bubónica fulminó a su población. A partir de entonces cualquier persona en Italia sospechosa de padecer la peste o cualquier fallecido por esta epidemia era transportado a la isla de Poveglia. Personas moribundas y cadáveres se mezclaban en enormes fosas que terminaban quemadas para su “purificación”. Más de 160.000 personas fueron quemadas en esta isla.

Más recientemente, durante los años 90, la isla fue el lugar en el que se encontraba un hospital psiquiátrico en el que se aislaba en celdas a personas con graves problemas mentales. A día de hoy la isla permanece deshabitada y no se puede visitar.

 

Islas paradisíacas y peligrosas: Reunión

Esta isla pertenece a Francia, aunque se encuentra muy lejos del país vecino. Está en el archipiélago de las Mascareñas, en el océano Índico y muy cerca de Madagascar. Aquí viven casi un millón de habitantes, ¿pero dónde está el verdadero peligro de este lugar? En sus aguas. Este entorno paradisíaco atrae a muchos turistas, pero también a muchos tiburones. La isla de Reunión es la isla con más ataques de tiburón de todo el mundo, tanto que el gobierno ha prohibido bañarse en la isla o practicar surf, el deporte estrella allí.

 

Islas paradisíacas y peligrosas: Miyakejima

Ubicada al sureste de Japón, es imposible sobrevivir en condiciones normales en esta isla debido a que en ella está el aire con mayor concentración de azufre de todo el mundo. La alta actividad volcánica del monte Oyama, que emite constantemente gas sulfúrico al aire, hizo que tras una erupción en el año 2000 tuvieran que evacuar a los casi 3.000 habitantes de Miyakejima. En 2005 pudieron volver a sus hogares (muchos no quisieron), pero los habitantes de esta isla tienen que llevar puesta siempre una máscara de gas.

 

Islas paradisíacas y peligrosas: Ramree

Esta isla en Birmania es famosa por una batalla que se libró en ella durante la Segunda Guerra Mundial. Duró 6 semanas y en ella los japoneses tuvieron que retroceder ante la ofensiva británica. Pero el destino de casi 1.000 soldados japoneses en esa isla fue peor que morir a manos de los británicos. Los supervivientes de la batalla atravesaron 16 kilómetros de manglares hacia el sur de la isla para reagruparse, y por el camino casi todos fueron devorados por cocodrilos de agua salada, el más grande de todos los reptiles. Solo 20 sobrevivieron a los ataques de los cocodrilos más peligrosos del planeta.

 

¿Ya tienes destino elegido para las próximas vacaciones? Recomienda uno de estos paraísos mortales a tu peor enemigo.

Islas peligrosas: Sentinel del Norte

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR