‘Powers’, superhéroes de capa caída

‘Powers’ es la primera serie de PlayStation. Sí, la consola de Sony también se adentra en el mundo de la ficción televisiva a través de PlayStation Network en Estados Unidos, donde anoche se estrenaba esta serie que adapta el cómic homónimo de Brian Michael Bendris y Michael Avon Oeming. 24 horas después, hoy ya tenemos en Movistar Series los tres primeros capítulos de ‘Powers’, a los que cada miércoles se añadirá uno nuevo hasta completar los 10 de esta primera temporada.

¿Pero merece la pena ‘Powers’? Tras el visionado del piloto al que pudimos asistir esta semana queda claro que las vueltas que ha dado durante años el proyecto de adaptación del cómic a una serie han hecho mella en el resultado final. ‘Powers’ nos muestra un universo paralelo plagado de superhéroes y supervillanos conviviendo con el resto de humanos, entre los que encontramos a una pareja de policías de una división dedicada a investigar los casos relacionados con superpoderes.

Sin conocer el cómic, el punto de partida de la serie es muy interesante: Christian Walker (interpretado por Sharlto Copley) es uno de estos policías, pero antiguamente fue un superhéroe que acabó perdiendo sus poderes. Mientras que la mayoría de proyectos en cine y televisión relacionados con superhéroes parten de cómo el héroe descubre sus habilidades, aquí empezamos al revés: ¿cómo sigue el héroe su vida tras haber perdido sus poderes?

En ‘Powers’ ni los superhéroes son tan buenos ni los supervillanos tan malos: son sólo gente vulgar con habilidades extraordinarias. Sus disfraces suelen ser cosplays de los cutres y están más interesados en la fama y la juerga que en hacer el bien o el mal. Minipunto a favor de la serie por esto.

Pero desafortunadamente el piloto se queda en tierra de nadie y no engancha ni queda claro cómo será el discurrir de la serie en próximos episodios. ¿Procedimental o drama sobre el pasado del protagonista? Los efectos especiales son mejores que los de algunas series de SyFy, pero ya podrían haber invertido más presupuesto en los disfraces de superhéroes y jóvenes aspirantes a superhéroes. Y en guion: le falta el ritmo y acción propios de muchos videojuegos de PlayStation.

La manera de contextualizar el pasado del protagonista como el superhéroe Diamond y sus antiguos compañeros es tremendamente fallida, y los actores ni son tan buenos o conocidos como para ser el principal reclamo de la serie ni son tan malos nivel Shonda Rhimes / guilty pleasure como para engancharnos. Ni la anecdótica aparición de Michelle Forbes (la ménade de ‘True Blood’ o la madre de Rosie Larsen en ‘The Killing’) como Retro Girl en el piloto o el cameo de Mario López haciendo de sí mismo logran salvar un capítulo que se hace tedioso y que se queda entre lo cutre-trash y lo serio e intenso de “un gran poder conlleva una gran responsabilidad”. Y todo esto lo dice alguien a quien ‘Alphas’ de SyFy le pareció bastante respetable y entretenida.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR