Los recortes llegan a la Casa Blanca: Obama contrata a aquella otra Destiny’s Child

La Casa Blanca no está pasando por su mejor momento, y es que, después de la recesión que ha vivido Estados Unidos, era normal que los recortes llegaran también a la residencia presidencial. Para una de sus última reuniones con gente de bien, no nos preguntéis para qué, que ni que fuéramos nosotros Olivia Pope para saber a qué se dedican allí, decidieron llamar a una popstar y vieron qué podían conseguir con el presupuesto del que disponían.

Al final, los organizadores se dieron cuenta de que el presupuesto estaba más ajustado que el corsé de Lily James en ‘Cenicienta’, y dejaron tres posibles nombres en la lista: Pixie Lott, Chenoa y Aquella Otra Destiny’s Child. Y claro, no es por nada, pero si algo aprendimos de ‘Empire’, es lo mucho que les gusta a los negros rodearse de más negros. Por tanto, y por mucho que Chenoa se extendiera capas y capas de maquillaje oscuro de Avon por la piel para tratar de conseguir el contrato, la que se llevó el gato al agua fue Aquella Otra Destiny’s Child. Cuando acusaron a Chenoa de haberse sobremaquillado para parecer morena, la mallorquina respondió con un “¡ey, me has pillado!”.

La cuestión es que Aquella Otra tocó su último ssssmash hit en el Bubbling Under de las iglesias adventistas de San Diego, ‘Say Yes’, delante de un selecto público que hacía la cobra a sus intentos de interacción. “¡Venga, ahora todos, amigos!” decía ella animada. Lo que lograba, sin embargo, era un playback funerario por parte del público. Terrible, apocalíptico.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR