James Vincent McMorrow sorprende con su concierto en Madrid

James Vincent McMorrow llegaba el viernes a Madrid para terminar la gira europea de su segundo álbum ‘Post Tropical’ en la Joy Eslava gracias a la iniciativa Cooncert. No escucharás al artista irlandés en Los 40, no venderá millones de discos pero muchos seguidores se congregaron en la sala para disfrutar de un directo del que otros artistas mucho más grandes podrían aprender.

Hasta 20 canciones llegó a tocar James en unas 2 horas de concierto sobrecogedor, pero antes teníamos como telonero a I Have A Tribe (nombre del proyecto de Patrick O’Laoghaire) con las canciones de su único EP ‘Yellow Raincoats’, solo al piano como perfecto telonero y en concordancia con el sonido de lo que estaba por venir.

Había una especial y enormemente efectiva puesta en escena en el concierto de James Vincent McMorrow: una luna habitada por pirámides en relieve e iluminada por distintas proyecciones y luces de colores, y también pirámides de luz entre las cuatro personas presentes en el escenario con multitud de instrumentos. Pocas vemos habremos visto a un artista llevar tal cantidad de guitarras diferentes, hasta el punto en el que James cambió de guitarra casi después de cada una de las canciones, y en una hasta lo hizo en medio de la misma.

James-Vincent-McMorrow-Madrid-2

El concierto arrancaba en ‘The Lakes’, y esta primera canción bastaba para demostrar el potencial de la voz de James, con un espectacular falsete que hace que más que a Bon Iver (con quien tanto le compararon tras su primer álbum) nos recuerde por momentos a James Blake. El tímido artista cantó casi al completo sus dos discos, con 9 canciones de su debut ‘Early In The Morning’ y 8 de su sucesor ‘Post Tropical’, dejando espacio para otros 3 temas: ‘Higher Love’, su popular y muy aplaudida versión de Steve Winwood, y ‘You Know’ y ‘When I Leave’, temas que estarán como extras en la reedición de ‘Post Tropical’ que sale el 10 de noviembre.

El espectáculo de James Vincent McMorrow estaba cuidado al detalle, diseñado para emocionar con esas letras agudas, canciones melancólicas y una voz única que cuando hasta ese falsete estremecedor sube pone la piel de gallina a todo el público presente. Con unas primeros temas más intimistas y centrados por lo general en el folk, también vivimos momentos un poco más uptempo, como por ejemplo ‘Gold’ o ‘Glacier’, que se volvían épicos sumando la iluminación y eran capaces de transportarnos a otro lugar durante unos instantes. A James, muy tímido y correcto, le costó unas cuantas canciones soltarse y hablar con el público más allá de un simple “thank you”.

El final del concierto después de ‘Gold’ llegaba con el épico single ‘Cavalier’, y para los bises volvía solo al escenario con una guitarra de su amplia colección para cantar ‘If My Heart Should Somehow Stop’. Lo hacía sin la ayuda de ningún micrófono y con la Joy Eslava (casi) en completo silencio, llegando a uno de los muchos puntos álgidos de su concierto. Con ‘When I Leave’ e ‘If I Had A Boat’ se despedía el artista con uno de los directos más cuidados e intensos que hemos tenido la ocasión de ver en mucho tiempo.

El setlist del concierto de James Vincent McMorrow en Madrid:

The Lakes
Hear The Noise That Moves So Soft And Slow
Glacier
Red Dust
Down The Burning Ropes
You Know
Higher Love
Follow You Down To The Red Oak Tree
Breaking Hearts
This Old Dark Machine
Post Tropical
Look Out
From The Woods
All Points
We Don’t Eat
Gold
Cavalier

And If My Heart Should Somehow Stop
When I Leave
If I Had A Boat

3 thoughts on “James Vincent McMorrow sorprende con su concierto en Madrid

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR