Entrevistamos a Los Rotos, días antes de su visita a Madrid y Segovia

Los Rotos, banda de Barcelona liderada por Edu J. Montoya, llevan a sus espaldas más de cinco años de música transformados en dos discos, ‘Roto’n’roll’ (Warner, 2010) y Rojo’ (Casafont, 2012). Con una tendencia al rock&roll más clásico, la banda catalana ha girado por salas y Fnac de toda la geografía nacional.

La decisión de abandonar su primera discográfica y de pasar a la autogestión, así como el cambio de algunos de los músicos de la banda ha marcado la evolución de Los Rotos. Este 2013 tienen más ganas que nunca de rodar y de abarcar nuevos proyectos entre los que esta primavera está visitar Madrid y Segovia, dentro de la X Edición del Festival Música Diversa.

Hoy, Edu J. Montoya nos atiende amablemente para contestarnos a unas preguntas:

Coméntanos para empezar todo aquello que seguro no te han preguntado nunca… ¿Cómo surge la banda? ¿Y el nombre? ¿Qué grupos/solistas os han influido?

Llevo muchos años escribiendo canciones, desde el colegio, es algo que me divierte aunque con el tiempo creo se ha convertido en un tipo de necesidad. En cuanto tuve la ocasión de musicar mis textos lo hice. Las primeras canciones de Los Rotos nacieron con Eike, el compañero de piso alemán con el que vivía cuando me mudé a Barcelona. Recuerdo que por entonces él escuchaba bastante a Paul Weller y a los Libertines.

Después de varios meses Los Rotos vuelven a hacer las maletas para presentar su directo fuera de Barcelona. ¿Tenéis ya el gusanillo? ¿Cómo os planteáis este viaje, qué esperáis de él?

Estos primeros conciertos son importantes para rodar la nueva formación. Llevamos semanas conociéndonos en el local pero ya toca hacerlo en el escenario, una gira fuera de ‘tu ciudad’ además supone más cosas, compartir furgoneta, habitaciones de hostal… a veces incluso cama, puedes imaginarte que de todo esto van a salir cosas interesantes.

los rotos imagen
Foto: Cecilia Díaz Betz

¿Qué suena en casa de Los Rotos un domingo por la mañana mientras se hace limpieza o se sobrevive a la resaca?

Buff… depende de si tengo ganas de cantar o no. Últimamente escucho bastante rocksteady… Alton Ellis, Maytals, pero a mi chica le cansa, así que al final pongo un disco de Quique González que nos gusta mucho a los dos y cantamos sus canciones.

Eres tú quien compone todas las letras del grupo, ¿Qué hace que se te encienda esa bombillita que te lleva a sacar el boli del bolsillo? ¿De dónde te viene el estilo? ¿Qué te ha marcado desde tus inicios hasta el día de hoy?

Me cuesta mucho desconectar, paso bastante tiempo pensando en canciones y creo que eso está empezando a perjudicarme. En parte mi interés por esta parte literaria de la música tiene que ver con la poesía, es una disciplina que me emociona pero a la que tengo mucho respeto, intento acercarme a ella des de la canción, con su estribillo y todo eso. En este sentido, me gustan muchos los malditos franceses aunque sean traducidos… Verlaine, Rimbaud, Baudelaire, no sé hasta que punto se nota que los lea en su idioma original pero me llegan. En el terreno del cantautor más al uso me gustaba mucho cómo juntaban los versos en los ochenta gente como Santiago Auserón, Manolo García o Antonio Vega. Ahora también hay gente como Joe Crepúsculo, Miren de Tulsa, Nacho Vegas, Jorge de La Habitación Roja, Mazoni, Roger Mas… y un montón de gente que está escribiendo canciones muy bonitas en este país, eso me hace ser bastante exigente con mis textos.

“La dictadura es electrónica” cantáis en uno de vuestros temas. ¿Cómo ves que encaja vuestro tipo de música en el panorama actual? ¿Crees que hay escena para todos los estilos o hay alguno que lo tienen más complicado que otro?

No es algo que me preocupe demasiado, las escenas los creamos nosotros mismos como consumidores y como creadores, en nuestro caso además en este último aspecto es más difícil catalogarnos… para ser un grupo de pop-rock en nuestros discos puedes encontrar canciones bastante diferentes. Supongo que para los que se dedican a catalogar escenas eso complica la cosa, igual de ahí que se nos ignore muchas veces… es un arma de doble filo. Una manera de solucionarlo sería dar con un buen productor. ¿Algún voluntario?

Los Rotos se ha transformado en estos meses a varios niveles, ¿cómo planteáis el futuro? ¿Nuevo disco a la vista?

Tranquilamente, ahora estoy escribiendo canciones para Los Rotos y para mi primer disco solo, necesito saber por qué caminos me lleva todo esto, así que es pronto para poner tiempos. Pero sí, espero que haya nuevo material de Los Rotos, de momento ya tocamos alguna canción nueva en los directos.

Tuvisteis un comienzo por muchos grupos deseado: sacasteis vuestro primer disco con una compañía como Warner. Sin embargo para el segundo disco preferisteis apostar por la autogestión. ¿Qué marca una decisión así? ¿Qué beneficios ves en este sistema que habéis decidido adoptar?

Todos los caminos tienen sus inconvenientes y ventajas, lo importante es que mantengas un discurso íntegro. Estas ‘majors’ pensaron que con nosotros podrían sacar algo de dinero y ese fue su único interés por Los Rotos, cosa hasta cierto punto es normal, lo verdaderamente triste es lo que viene cuando te das cuenta de que a algunas de las personas que te acompañaban entonces les pasaba lo mismo. Eso es lo que me ha marcado más. Ahora si vamos a tocar a Madrid dormimos en casa de amigos en lugar de hoteles, pero por otro lado la sensación que tengo con la formación y lo que rodea a Los Rotos ahora es de libertad y es algo que necesitaba. Ahora que llevo varios proyectos en curso lo agradezco un montón, en la primera gira casi siempre estaba cabreado y, en realidad, tenía mucho menos trabajo.

Parece que cada día es más complicado sacar a la gente de casa para que asista a conciertos previo pago a no ser que sean de una “superstar”. ¿Qué opináis sobre el panorama que tienen las salas ante el momento de programar? ¿Creéis en un sistema en el que sala y músico pueda salir beneficiado hoy en día sin que uno se arriesgue más que otro? ¿Hay alternativas al clásico sistema del caché fijo?

Desde el punto de vista del músico todo reside en que la gente quiera escucharte y verte, eso teóricamente tendría que ser suficiente para por lo menos cubrirte gastos. Pero el problema está en que entran más factores entre la sala y el músico, la promoción, la prensa, la publicidad… y hay veces en que la relación entre todos ello es bastante reprochables desde el punto de visto ético. Con los medios que hay ahora bastaría con que el músico le hiciese llegar su música a las salas, y si al programador le gusta sólo tiene que rayar algunos temas los fines de semana para que sus clientes quieran ver el grupo en directo, quizás sea una idea demasiado romántica pero estoy seguro de que funciona a veces.

Pues hasta aquí la entrevista a la voz y alma de Los Rotos, Edu J. Montoya.

Mil gracias por atendernos, ¡y muchísima suerte en todo lo que les venga por delante! ¡Nosotros no nos los perderemos en el Festival Música Diversa!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR