‘American Crime’, el dramón que mató a Lynette Scavo

Ayer gracias a Birraseries y Movistar Series pudimos ver el primer capítulo de ‘American Crime’ (nota: no confundir con la ‘American Crime Story’ que Ryan Murphy prepara), serie que se estrena esta noche en Estados Unidos en el canal ABC. 24 horas después ya estará el capítulo disponible en Movistar Series, doblado o subtitulado, y así cada viernes hasta completar los 11 capítulos que componen esta primera temporada.

‘American Crime’ es un claro intento de ABC de acercarse al estilo de los dramas que triunfan en el cable. El problema es que historias de asesinatos, investigaciones y policías hemos visto ya demasiadas y a priori podría recordarnos un poco al tono de ‘The Bridge’. La serie viene de la mano de John Ridley (productor y guionista de la oscarizada y durísima ’12 Años De Esclavitud’), así que el drama intenso y espeso está garantizado.

El piloto arranca con la historia del violento ataque a una joven pareja, que acaba con ella en coma y él muerto. Y así conocemos a uno de los dos protagonistas principales de la serie, Russ Skokie (interpretado por Timothy Hutton, ganador del Oscar por ‘Gente Corriente’), el padre del joven asesinado que llega para identificar el cadáver de su hijo Matt. Podrías encontrarte ligeros spoilers a partir de aquí.

Pero uno de los principales puntos fuertes de la serie lo encontramos en su otra protagonista, la exmujer de Russ y madre del fallecido, Barb Hanlon. Está interpretada por Felicity Huffman, la actriz nominada al Oscar por ‘Transamérica’ y la inolvidable Lynette Scavo de ‘Mujeres Desesperadas’. Pues bien, olvídate de Lynette, porque aunque la actriz poco ha cambiado de apariencia su personaje es increíblemente frío, en ningún momento llora o se derrumba por la muerte de Matt, suelta varios comentarios racistas y no tiene reparos en exigir a los suegros de su hijo que hablen a los medios de la violación de su hija en coma.

American Crime serie

Junto a los padres se nos van presentando otros personajes dispares relacionados con el “crimen americano” y que son señalados como los 4 sospechosos: una pareja de drogadictos, un ladrón que debería espabilar y un adolescente que trabaja en un taller mecánico.

Al final del piloto ya verás por dónde van los tiros, pero desde luego la serie debería explotar más el drama familiar, el cliffhanger y ese trasfondo de crítica a la violencia y el racismo en la sociedad americana. Ah, y la música de Beck en los bares y las escenas de ‘Revenge’ (cercanas al spoiler de la boda en su 3ª temporada) en los televisores de las casas de los camellos. Sorprende ver una serie tan densa y oscura en ABC. Aunque su piloto no nos acaba de enganchar del todo, el desarrollo de esta serie en midseason podría darnos alguna sorpresa grata. Por Felicity en plan inmutable habrá que verla.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR